Seguridad y protección

Normas de seguridad y datos del parque acuático

¡El personal mejor formado del paraíso!

Si de una cosa no tiene que preocuparse de empaquetar cuando haga las maletas para su aventura familiar a KeyLime Cove es tranquilidad. Esto esta incluido en todos los paquetes. Puede deambular y descansar con la total seguridad de que en nuestro hotel de Gurnee, Illinois, su hijos están en el entorno más seguro posible.

Lost Paradise Waterpark está dotado de socorristas certificados por Ellis and Associates, lo que significa que están formados en técnicas de salvamento, seguridad personal, reanimación cardiopulmonar, procedimientos de emergencia y primeros auxilios. Tanto en las torres como en tierra, nuestros socorristas están en todas partes, todo el tiempo, asegurándose de que no hay una sola salpicadura de agua en KeyLime Cove sin estar vigilada.

En cuanto al resto de los 6.000 metros cuadrados de KeyLime Cove, relájese y disfrute. Los niños menores de 16 años mientras están en el parque acuático deben estar supervisados. Las pulseras se deben llevar en todo momento mientras disfruta de Lost Paradise Indoor Waterpark.

Información que debe saber sobre el equipo de socorristas de KeyLime Cove:

  • Es un equipo de 160 a 200 socorristas.
  • Tienen que superar los estándares de preparación física de la industria del salvamento más altos.
  • Todos los socorristas tienen la licencia de un organismo nacional especializado en salvamento y socorrismo que enseña a los socorristas a analizar las áreas muy concurridas de gente, a distinguir a cualquier persona que pueda estar en peligro y a reaccionar ante el nadador de inmediato.
  • Antes de conseguir la licencia para trabajar en KeyLime Cove, cada socorrista recibe 40 horas de formación adicional por un período de 5 días.
  • Cada socorrista hace frente a exámenes continuos para cumplir los estándares del personal, incluidos ejercicios de reconocimiento para identificar distintos tamaños de cuerpo entre los nadadores.
  • Se colocan maniquíes en las piscinas y los guardas deben ser capaces de reconocer el tamaño del cuerpo en 10 segundos y alcanzarlo en 20 segundos. La formación es continua y dirigida por directivos experimentados.
  • Un socorrista que no cumple alguno de los estándares de formación continua es apartado del servicio y tiene que volver a entrenarse.
  • Cada socorrista está plenamente certificado para administrar reanimación cardiopulmonar y primeros auxilios a adultos, niños y bebés.
  • El personal vive bajo un programa titulado "Apoyándonos hacia adelante" que tiene como objetivo no solo mejorar los estándares profesionales día tras día de cada uno de los socorristas, sino también construir un espíritu de compañerismo entre las fuerzas de seguridad. Por ejemplo, unos de los puntos de atención diarios es "estoy orgulloso de mantener limpio el paraíso". El programa hace crecer el sentido de la responsabilidad y el trabajo en equipo.
  • Los socorristas son auditados por Jeff Ellis & Associates cuatro veces al año. Estas auditorías se realizan sin previo aviso por lo que tenemos que estar siempre preparados.¡El personal mejor formado del paraíso!